Snickerdoodle cupcakes

¡Muy buenas a todos!

Empezamos la semana como a mí me gusta, con montones de canela y azúcar. Tengo un serio problema con eso, de verdad, que es leer cualquier receta que lleve canela, y enseguida tengo la necesidad de probarla. Así que igual acabáis llamándome cansina porque casi todas las recetas que tengo en mi carpeta de “pendientes” llevan canela. Aunque un buen puñado de ellas también lleva chocolate y… eso no suena tan mal ¿no?

Esta receta de cupcakes que os traigo hoy es del libro “Cupcakes” de Martha Stewart, uno de mis favoritos. Todas las recetas que he probado hasta ahora han salido estupendamente (y eso que llevo ya unas cuantas) y está lleno de ideas para decorar cupcakes que funcionan, desde las más simples hasta cosillas más avanzadas. Otra cosa que me encanta de este libro es que tiene una foto para cada receta. No sé si os pasa también a vosotros, pero a mí me da un montón de rabia cuando un libro viene escasito de fotos. Como compro casi todos los libros de cocina en Amazon, pues este tema acaba siendo una lotería. Ya sé que al final es una tontería porque lo que cuenta de verdad es que las recetas sean buenas pero no lo puedo evitar. Al fin y al cabo, cuantas más fotos, más inspiración, ¿no?

La receta de estos cupcakes se basa en las galletas del mismo nombre, cuyo origen se cree que es alemán. Llevan una buena dosis de canela en la masa y van cubiertas con una capita de azúcar y canela, lo que las hace súper crujientes y aromáticas. Las galletas en sí son la locura total para cualquier persona a la que le guste la canela, y tengo que decir que los cupcakes no se quedan atrás. Son deliciosos. Tiernos. El buttercream de merengue suizo es como comerse una nube. Tenéis que probarlos, porque sé que vais a repetir. ¡Y no me hago responsable de posibles adicciones!

Así que vamos con la receta. He adaptado las cantidades para que salgan unas 15 unidades, porque la receta original daba para 28 y eso es demasiado para mi salud y para la de cualquiera. También he cambiado alguna cosilla en el proceso y este es el resultado. Por cierto, las flores que véis en las fotos son de Alea Floristerías, donde tiene cosas muy bonitas y además el trato es inmejorable.

SNICKERDOODLE CUPCAKES

Ingredientes para 15 cupcakes:

Para los cupcakes

90 gr harina común

90 gr de harina de repostería

1 ½ cucharita (1 ½ teaspoon) canela

1 ½ cucharita (1 ½ teaspoon) levadura repostería (tipo Royal)

¼ cucharita (¼ teaspoon) sal

115 gr mantequilla derretida y ya tibia

195 gr azúcar

2 huevos L

1 cucharita (1 teaspoon) extracto de vainilla

170 ml de leche entera

Preparación:

Precalentar el horno a 180 C. Forrar los moldes de cupcake con las cápsulas de papel.

Tamizar las harinas, la levadura, la sal y la canela en un cuenco, mezclar y reservar. Batir los huevos y el azúcar con las varillas a velocidad media hasta que se vean pálidos y hayan doblado su volumen. Añadir la mantequilla poco a poco hasta que esté completamente integrada. Añadir el extracto de vainilla y mezclar bien. Reducir la velocidad al mínimo. Añadir la mezcla de harina en tres tandas, alternándolas con dos tandas de la leche, y batir bien después de cada adición.

Rellenar las cápsulas de papel preparadas con la masa, hasta 2/3 de su capacidad. Hornear los cupcakes durante aproximadamente 20 minutos, hasta que se vean dorados en la superficie. Estarán listos cuando, al insertar un palillo en el centro del cupcake, este salga limpio.

Sacar del horno y dejar enfriar en el molde 5 minutos. Después de este tiempo pasarlos a una rejilla y dejar enfriar completamente.

Para el buttercream de merengue suizo (para cubrir de 16 a 20 cupcakes)

5 claras de huevo (yo usé las claras pasteurizadas de Mercadona)

265 gr de azúcar

450 gr de mantequilla a temperatura ambiente, cortada en cubos

1 ½ cucharita (1 ½ teaspoons) extracto de vainilla transparente

Una pizca de sal

Preparación:

Mezclar las claras, el azúcar y la sal en un cazo resistente al fuego, y colocar este cazo sobre otro que contenga agua casi hirviendo. El fondo del cazo que contiene la mezcla no debe tocar el agua y el agua no debe llegar a hervir. Mantener al fuego removiendo la mezcla de forma constante, hasta que se caliente y el azúcar se disuelva por completo.

Pasar la mezcla al bol de la batidora, y batir con las varillas, empezando con velocidad lenta e incrementándola poco. La mezcla irá blanqueando, aumentando de volumen e irá haciendo cada vez picos más marcados. Hay que seguir batiendo durante unos 10 minutos, hasta que la mezcla esté fría (tocar la base del bol) y se vea esponjosa.

Con la batidora a velocidad media, empezar a añadir la mantequilla, dos o tres cubos cada vez y batiendo bien antes de añadir más, hasta completar toda la mantequilla. En este punto vais a pensar que esto es un desastre porque la mezcla empieza a ponerse grumosa y parece que no tiene arreglo. Yo también lo pensé pero… hay que seguir batiendo. En 2 o 3 minutos la mezcla empieza a ligar otra vez y se convierte en una crema sedosa, que hace picos marcados. Quizás tarde un poco más, dependiendo del robot que tengáis. En este punto hay que cambiar las varillas por la pala, añadimos el extracto de vainilla y batimos otros 2 minutos más, para eliminar todas las burbujas de aire. El buttercream está listo.

Para el azúcar de canela (topping)

2 cucharadas (2 tablespoons) de azúcar

½ cucharita (1/2 teaspoon) de canela

Preparación:

Mezclar el azúcar y la canela en un cuenco pequeño y reservar.

Vamos a acabar nuestros cupcakes.

Preparar la manga pastelera con una boquilla de estrella grande y llenarla con el buttercream. Cubrir los cupcakes con el buttercream haciendo una espiral desde dentro hacia afuera, y espolvorear con los dedos el azúcar de canela por encima de los cupcakes al gusto.

¡A merendar! Y si os sobran cupcakes podéis conservarlos durante dos días en un recipiente hermético a temperatura ambiente.

Tarta Colibrí

Llevo varios días dándole vueltas a la receta para mi presentación en el blog. Dicen que las primeras impresiones son las que cuentan, y empiezo a pensar que algo hay de cierto en la frase después de pasarme la semana entera descartando docenas de recetas. Finalmente me decidí por esta tarta, porque es sencilla, jugosa, sin grandes pretensiones y sobre todo es muy, muy fácil de hacer. Simplemente hay que triturar la fruta y mezclar todos los ingredientes en un cuenco bien grande para revolver a gusto. ¡Más sencillo imposible! ¡Además es taaaaaan rica! La piña y el plátano le dan al bizcocho una jugosidad tremenda, y el glaseado de crema de queso como topping complementa estos sabores de forma estupenda.

He probado muchas recetas de glaseado de crema de queso (cream cheese frosting) pero esta sin duda para mí es la más rica. Es que me lo comería a cucharadas. Ya estoy deseando hacer unos cupcakes de zanahoria porque con este glaseado van a estar de muerte… Pero bueno, eso lo dejamos para otro post.

Hay dos cosas importantes a tener en cuenta cuando hagáis esta receta:

  1. Los plátanos han de estar muy maduros. El almidón natural de la fruta se transforma en azúcar durante la maduración y gracias a este azúcar natural se consigue un adecuado equilibrio de los ingredientes. Podéis usar esos plátanos pasados que se quedan en el frutero, esos que ya nadie come porque tienen una pinta un tanto “sospechosa” y que al final acaban en la basura. Pues es en ese punto cuando están perfectos para hacer una tarta como esta.
  2. Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, así que todo lo que tengais guardado en la nevera teneis que quitarlo 3 o 4 horas antes de empezar.

 Y ahora, al lío:

TARTA COLIBRÍ

Ingredientes para 12 raciones:

Para el bizcocho:

1 lata de 450 gr de piña en almíbar

150 gr de harina todo uso

75 gr harina repostería con levadura

½ cucharadita de bicarbonato

½ cucharadira de canela

¼ cucharadita de jengibre molido

100 gr azúcar

100 gr azúcar moreno

45 gr coco rallado

3 plátanos medianos maduros

2 huevos L, batidos

180 ml aceite de girasol

Preparación:

Precalentar el horno a 180 C. Engrasar un molde cuadrado y profundo de 23 cm y forrar la base con papel de hornear.

Triturar la piña en la batidora y escurrirla muy bien presionándola contra un colador. Reservar 60 ml del almíbar que haya escurrido. Pelar los plátanos y aplastarlos con un tenedor hasta hacerlos puré.

Tamizar las harinas, el bicarbonato, las especias y el azúcar en un cuenco grande. Incorporar la piña, el plátano, el coco, el almíbar, los huevos batidos y el aceite y revolver con una cuchara de madera hasta que tengamos una pasta homogénea. Verter en el molde que ya tenemos preparado y  hornear el bizcocho unos 40 minutos.

Una vez cocido, dejar reposar el bizcocho fuera del horno durante 5 minutos, luego volcar sobre una rejilla, quitar el papel de hornear del fondo y poner boca arriba de nuevo. Dejar enfriar por completo y cubrir la superficie con el glaseado de crema de queso. Si se quiere se puede espolvorear coco rallado por todo el borde de la tarta.

Glaseado de crema de queso:

30 gr de mantequilla

60 gr de queso crema (yo usé Philadelphia)

1 cucharadita de esencia de vainilla

240 gr de azúcar glas

Preparación:

Batir la mantequilla, la crema de queso y la esencia de vainilla con las varillas hasta que la mezcla esté esponjosa. Ir añadiendo poco a poco el azúcar glas y seguir batiendo, hasta que tengamos una crema uniforme y sedosa (3-4 minutos).

La tarta se conserva bien durante 3 días si la guardáis en un recipiente hermético en la nevera.

¡Espero que os guste tanto como a nosotras!

Premio Blog Dorado

Mydulcecandela nos ha otorgado el premio ¡Blog Dorado! Menudo alegrón que nos llevamos el jueves cuando nos enteramos. Llevamos tan poco tiempo con el blog (1 semana) que fue una gran sorpresa para nosotras, pero a la vez nos da ánimos para seguir.  ¡Muchísimas gracias a Mydulcecandela por pensar en nosotras a la hora de compartir este premio! Editamos para decir que también nos ha dado el premio Alguien dijo Cupcakes, ¡miles de gracias! ¡¡Nos hace muchísima ilusión que os acordéis de nosotras!!

Nos ha costado decidirnos, pero al final estos son los 15 con los que queremos compartirlo:

- Mi Rincón Más Dulce

- Paulalambetadas

- Alguien dijo cupcakes

- Miss Collares Blog

- Blog de Fru

- Algas Gallegas (Artemar)

- The Cupcake Mama

- Las Salsas de la Vida

- C de Cupcake

- Miri Sugar

- Con las manos en la tarta

- Sweet Manía

- Tartas de Bea

- Las Historias de María

- La Casita de Desi

¡Esperamos que el premio os haga mucha ilusión!

Bica gallega

Este es un bizcocho típico de Galicia. La receta me la dio mi hermana (cuando sepa de donde la sacó os lo digo). que la sacó de la página web Webosfritos. Es un bizcocho muy fácil de hacer y que se adapta a cualquier situación.

La bica gallega es perfecta para desayunar, acompañado a un café, para merendar, etc. Además, a mi me encanta usarla como base para hacer una tarta. Admite prácticamente todo tipo de rellenos y deja un sabor espectacular a las tartas. Personalmente, me gusta más hacerla con papel de hornear porque le queda un aspecto más “rustico”.

BICA GALLEGA

Ingredientes:

4 huevos L (yo usé huevos de casa)

200 ml. de nata líquida

400 gr. de harina

200 gr. de mantequilla

400 gr. de azúcar

2 sobres de gaseosas del Mercadona

Primero de todo, derrite la mantequilla y déjala templar.

Calienta el horno a 160º con calor arriba y abajo y prepara un  molde con papel de hornear (es lo que hago yo) o con mantequilla.

Bate los huevos (como para una tortilla) y después añade el azúcar. Bate hasta que  la mezcla aclare y tengamos una pasta homogénea (unos 5 minutos). Añade la mantequilla derretida y la nata poco a poco y bate hasta que estén integradas.

Por otra parte, mezcla las gaseosas con la harina y tamízala sobre la mezcla de lo huevos, batiendo a velocidad lenta hasta que la harina quede incorporada. Es muy importante controlar que el tiempo de mezclado no sea excesivo, porque sino la masa quedará llena de túneles.

Echa la pasta en el molde y alisa bien, luego añade mucha azúcar sobre la superficie, no importa que queden zonas con mucha azúcar, este es el secreto de una buena bica.

Por último, hornea durante 50 minutos. Antes de retirar la bica del horno haz la prueba del palillo para asegurarte de que está cocinada por dentro.

  • ”Facebook” ”Twitter” ”Pinterest” ”Instagram” ”Flickr” ”Bloglovin” ”RSS” ”Email”
  • febrero 2012
    L M X J V S D
        mar »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    272829  
  • Archivos

  • Categorías

  • En el blog os animamos a empezar #septiembre con #optimismo y un batido verde. No os dejéis engañar por el color, ¡es dulce! 💚😋💚
  • Únete a otros 294 seguidores

  • Blogs que nos gustan

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 294 seguidores