Nos mudamos

¡Hola a todos! Si nos seguís en nuestras redes sociales (facebook, twitter, instagram) ya sabréis que llevábamos algo más de un mes ausentes haciendo cambios en nuestra página. Pues hoy es el día en el que por fin podemos revelar el resultado. A partir de ahora dejaremos este blog inactivo y seguiremos en nuestra nueva página http://www.lostincupcakes.com

Por incompatibilidades informáticas no hemos podido mantener a todos los suscriptores, por lo que si estás interesado en enterarte de nuestras últimas novedades, no te olvides de suscribirte a nuestra newsletter. Tienes dos formas de hacerlo:

1. Pinchando en http://www.lostincupcakes.com e introduciendo tus datos aquí:

lost in cupcakes 1

2. O entrando en http://www.lostincupcakes.com/blog e introduciendo tus datos aquí:

Lost in cupcakes 2

 

Por último, no te olvides de revisar tu carpeta de spam para confirmar tu e-mail. Sentimos mucho las molestias que hayamos podido ocasionaros.

¡Nos vemos en nuestra nueva casa! :D

Besos

Cupcakes Red Velvet y Cupcakes de Limón

¡Buenos días! Parece que ya se ha instalado el sol y se va a quedar con nosotros por una temporada, podemos dejar aparcado el horno y dedicarnos a postres fríos, heladitos… y también a ir a la playa, ya que la tenemos casi a la puerta de casa ¿por qué no disfrutarla?

Esta semana os traigo un post 2×1. Son dos recetas de cupcakes que me apetecía mucho hacer. Los cupcakes siempre son divertidos de preparar (¡a mi me encanta!), además, estos tienen algo muy especial, y es que formaron parte de una mesa dulce para un cumpleaños (de ahí su color jeje). Toda la estancia estaba decorada de negro y rosa fucsia, los colores que más le gustan a la cumpleañera y, como el chocolate estaba descartado para hacer los dulces… maquinando un poco, decidí hacer estas dos recetas coloreando el buttercream de rosa fucsia.

Sin más, os dejo con las recetas :D

CUPCAKES DE LIMÓN

Ingredientes (para 48 mini cupcakes):

200 gr de harina

100 ml de aceite de girasol

120 ml de leche entera

2 huevos L o 3 huevos M

180 gr de azúcar blanco

La ralladura de un limón

1 1/2 cucharadita de levadura

Preparación:

Mezclamos la harina con la levadura y la tamizamos en un bol, preparamos la ralladura de un limón y también un molde de mini cupcakes con las cápsulas. Ponemos el horno a calentar a 160º mientras preparamos la masa de cupcakes. Ahora, en un bol, mezclamos el aceite de girasol con el azúcar hasta que quede todo bien integrado. A continuación, vamos añadiendo los huevos uno a uno, y batimos hasta qué quede todo bien mezclado. Para acabar, añadimos poco a poco la harina con la levadura y la leche, batimos y por último la ralladura del limón.

Llenamos las cápsulas 2/3 (yo lo hago con una de las “spoons” que tengo para medir) y horneamos los mini cupcakes unos 12 minutos. Es importante vigilar que no se pasen, al ser mini se hornean en nada.

Cuando estén ya horneados y esponjosos, los sacamos del horno y los dejamos unos minutos en la bandeja. Finalmente, los dejamos enfriar por completo en una rejilla.

CUPCAKES RED VELVET

Ingredientes (para 48 mini cupcakes):

150 gr de harina

20 gr de cacao en polvo

50 gr de mantequilla

130 gr de azúcar

1 huevo L

120 gr de buttermilch*

1 cucharadita de vinagre

1/2 cucharadita de bicarbonato

Colorante rojo (yo usé rosa fucsia por la temática de la fiesta)

Preparación:

(*Si no tenéis buttermilch lo podéis hacer con la misma cantidad de leche y añadiendo una cucharada de zumo de limón, lo dejáis reposar y ya tenéis vuestro buttermilch casero)

En un bol, mezclamos la harina con el cacao, la tamizamos y reservamos. También preparamos la bandeja de cupcakes con cápsulas y ponemos el horno a calentar a 160º. Ahora, mezclamos la mantequilla con el azúcar (con la pala del robot de cocina)  hasta que la mezcla blanquee (unos 4 minutos). Vamos añadiendo el huevo un poco batido, y mezclamos bien. A continuación, añadimos la harina y el buttermilch en dos partes. Mezclamos la cucharadita de vinagre con el bicarbonato y cuando espumee la añadimos a la masa. Por último, añadimos colorante a la masa.

Llenamos las cápsulas 2/3 y ponemos a hornear los cupcakes unos 12 minutos. Cuando los cupcakes estén ya horneados, sacamos la bandeja de cupcakes del horno, los dejamos reposar y los pasamos a una bandeja para que enfríen por completo.

BUTTERCREAM DE QUESO

Ingredientes:

300 gr de queso de untar

200 gr de icing sugar

100 gr de mantequilla

Colorante

Preparación:

Vamos a batir la mantequilla y el icing sugar unos 5 minutos, debemos ver que la mezcla queda bien integrada y blanquee. Ahora añadimos el queso y batimos lo justo para que no quede líquido. Por ultimo, coloreamos con colorante (en mi caso rosa fucsia) y decoramos los cupcakes como más nos gusten. Dejad volar vuestra imaginación.

¡Qué tengáis un feliz fin de semana! El nuestro estará lleno de arena de la playa y paseos en bici jeje

Despacho de pan IV: Pan blanco con poolish de yogurt

Como ya sabéis, en nuestra sección “Despacho de pan” os vamos enseñando los panes que vamos probando, cuáles son nuestros preferidos y  con qué van mejor (por ejemplo, el pan de desayuno, o el pan de leche). La receta que hoy os presento, para mi es la mejor con diferencia. Soy muy fan del pan. Me encantan los panes de semillas, integrales, el pan de molde, el pan de soja, el de quinoa… pero el pan blanco, el de miga densa y que sirve para todo es mi preferido. Este pan está adaptado de una receta de Xavier Barriga, y es el pan perfecto. Puede usarse para bocadillos, para mojar en las salsas, para hacer las tostadas del desayuno… A los niños les va a encantar, porque su miga es muy esponjosa, suave y muy densa. Y lo mejor de todo, es el que más aguanta fresco y el que mejor aguanta en el congelador (lo tuve casi un mes y estaba perfecto). Tened en cuenta el tiempo que os lleva hacer este pan, ya que el poolish de yogurt hay que dejarlo reposar unas cuantas horas, y luego las dos bollas hay que dejarlas reposar otro tanto. Os va a encantar cocinar un pan así, os lo aseguro.

PAN BLANCO CON POOLISH DE YOGURT

INGREDIENTES

Para dos bollas de pan:

600 gr de harina de todo uso

270ml de agua

12 gr de sal

5 gr de levadura

Para el poolish de yogurt:

120 gr de yogurt natural (yo uso yogures ecológicos)

120 gr de harina de fuerza

10 gr de levadura

80 ml de agua

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es preparar el poolish de yogurt para dejar que repose. Es muy fácil, simplemente mezclamos el agua con la levadura y revolvemos bien hasta que ésta se disuelva. Ahora, añadimos el yogurt, mezclamos y por último añadimos la harina y mezclamos hasta que no queden grumos. Vamos a dejar reposar a temperatura ambiente para que fermente 3 horas, tapado con un paño húmedo.

Ahora que ya tenemos el poolish de yogurt hecho, vamos a proceder a hacer el pan. Como siempre, tenéis dos formas de amasado, a mano o a máquina (aquí podéis seguir el amasado a mano). Yo siempre amaso a máquina, porque ya que la tengo, ¡para qué no usarla! En el bol del robot de cocina, echamos la harina y la sal y vamos amasando con el gancho a medida que vamos añadiendo el agua poco a poco. La cantidad de agua siempre es orientativa (depende de la harina que use a veces me sobran o me faltan unos 20ml), la propia masa nos irá pidiendo agua a medida que amaséis. Cuando veamos que la masa ya tiene la cantidad de agua adecuada, simplemente dejamos que amase el gancho a velocidad media. Recordad que el tiempo de amasado debe durar unos 8 minutos, hasta que la masa se despegue de los bordes y no se pegue a las manos. Cuando tenemos este punto, y antes de añadir la levadura, añadimos 240gr del poolish de yogurt que habíamos dejado fermentar y amasamos hasta que quede integrado. Ahora, añadimos la levadura y amasamos unos 2 o 3 minutos más. Hacemos una bola, y dejamos que la masa repose 15 o 20 minutos tapada con un paño húmedo.

Pasados los 20 minutos, sacamos la bola de masa y la vamos a trabajar en una superficie enharinada. Vamos a hacer las piezas de pan. En este caso,yo hice dos bollas grandes, para cortar rebanadas de desayuno. Para ello, cogemos la mitad de la masa y la aplastamos un poco, haciendo una forma redonda. Vamos llevando los bordes hacia el centro y aplástandolos para que se unan. Cuando tengamos una bola realizada, la ponemos a reposar con los bordes hacia abajo (van a ser la base de la bola). Repetimos para hacer la segunda bolla de pan. Ahora, las tapamos con un paño húmedo y las dejamos reposar 1 hora y 30 minutos, hasta que doblen el tamaño.

Vamos a preparar el horno. Lo ponemos a calentar a 250º con una olla con paños húmedos. Antes de meter las bollas en el horno, les hacemos un corte con un cúter o con un cuchillo bien afilado y las pulverizamos con agua. Las metemos con cuidado de no quemarmos con el vapor que se ha generado en el horno y bajamos la temperatura a 230º y  dejamos que se horneen en torno a los 30/40 minutos, o hasta que veamos que tienen el color dorado de la fotografía.

 

Despacho de pan III: Pan de leche

¡Hola! Comenzamos la semana en Lost in cupcakes con un nuevo pan en nuestra sección Despacho de pan. El pan de leche es originario de Inglaterra (allí se conoce como Victorian Milk Bread) y lo presentan con la forma de un pan de molde. Por lo que recuerdo de mi estancia londinense ellos lo usan como pan para sus sandwiches, así que lo podéis encontrar en cualquier supermercado (Sainsbury’s, Mark & Spencer, Tesco…). Pero si realmente queréis probar un pan de leche inglés, tenéis que ir a buscarlo a las típicas bakerys de barrio. Si mi memoria no me falla, no era un pan que tuviesen a diario. Yo solía comprarlo en una muy pequeñita que teníamos al lado de casa (¡no me acuerdo del nombre!) unas dos veces por semana.

Con este pan, lo mejor que podéis hacer es comerlo poco después de hornearlo, porque aguanta poco tiempo fresco (de hecho al día siguiente a hornearlo ya está un poco pasado, aunque se puede comer), y aunque tolera bien el congelado, para mi pierde parte de su textura.

Sin mas, vamos con la receta, que presento en forma de panecillos perfectos para las meriendas de los niños.

INGREDIENTES:

500 g de harina

45 g de azúcar

1 cucharada de miel suave

10 g de sal

250 ml de leche entera

25 g de levadura fresca

50 g de mantequilla a temperatura ambiente

1 huevo para pintar

PREPARACIÓN:

Amasado:

En un bol, ponemos la harina, el azúcar, la miel, la sal y la mantequilla y amasamos con el gancho del robot de cocina añadiendo leche poco a poco y amasaremos unos 7 u 8 minutos. (Si no tenéis robot de cocina, podéis seguir las instrucciones de amasado a mano aquí o aquí). Cuando veamos que la masa esté ya lisa, añadimos la levadura y amasamos unos tres minutos más, hasta que tengamos una masa lisa y firme. Ahora, la dejamos reposar 30 minutos tapada con un paño mojado. Pasados estos 30 minutos, vamos a darles forma a nuestros panecillos. Para ello, cortamos porciones pequeñas y del mismo tamaño y les damos forma alargada, les hacemos unos cortes y los vamos colocando en una bandeja de horno, para dejar que leuden 1 hora y 30 minutos, o hasta que veamos que hayan doblado su volumen. Antes de hornearlos, los pintamos con un poco de huevo para que luego cojan un color dorado.

Horneado:

Vamos a precalentar el horno a 250º con unos paños húmedos en el interior, para generar vapor. Cuando haya alcanzado esta temperatura y los panes hayan leudado el tiempo suficiente, los metemos en el horno y bajamos la temperatura a 220º y los horneamos hasta que tengan un color dorado.

Finalmente, cuando estén horneados, los sacamos y los pasamos a una bandeja para que enfríen. Y ya estarán listos para consumir :D.

  • ”Facebook” ”Twitter” ”Pinterest” ”Instagram” ”Flickr” ”Bloglovin” ”RSS” ”Email”
  • agosto 2014
    L M X J V S D
    « jul    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Archivos

  • Categorías

  • Café Paris: otro de los rincones que visitamos la semana pasada. Es una de las #cafeterías más emblemáticas de #Sintra, un sitio precioso, por cierto!
  • Únete a otros 294 seguidores

  • Blogs que nos gustan

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 294 seguidores