Cake de chocolate con salsa de chocolate blanco

¡Hola a todos! Hoy vengo a contaros que he descubierto una receta de chocolate que es una ma-ra-vi-lla. A este cake ya le había echado el ojo hace tiempo porque en sí la receta no tiene nada de especial, lo interesante está en la textura. Es como un híbrido entre un bizcocho y un brownie, no tan denso, pero sí definitivamente más denso que un bizcocho corriente.

Podéis saltaros todo el tema de la salsa y eso, por sí solo está de muerte. La idea de acompañarlo de una salsa y un poco de fruta tiene la intención de convertir el cake en un postre un poco diferente y sencillo. Como veis en las fotos yo le he puesto unas fresas pero estoy segura de que funcionaría igual de bien con cualquier otra fruta roja e incluso con rodajas de melocotón en almíbar o mango. Opciones hay mil así que el tuneo ya queda a vuestra elección.

Os dejo con la receta y ya me contáis que os parece… ¡feliz (y esperemos que soleado) fin de semana todos!

CAKE DE CHOCOLATE CON SALSA DE CHOCOLATE BLANCO

Ingredientes para un molde alargado de 30×11,5×7 cm:

Para el cake:

225 gr de mantequilla a temperatura ambiente

200 gr de azúcar moreno claro

175 gr de azúcar moreno oscuro

2 huevos L

1 cucharadita de extracto de vainilla

200 gr de harina común

1 cucharadita de bicarbonato sódico

100 gr de chocolate negro mínimo 52% cacao

250 ml de agua

1 cucharadita de café instantáneo

Para la salsa de chocolate blanco:

200 ml de nata de montar (35% M.G.)

150 gr de chocolate blanco

2 cucharadas de ron oscuro

Preparación:

Para el cake, fundir el chocolate negro al baño maría o en el microondas (a intervalos de 30 segundos) y dejar entibiar. Mezclar la harina con el bicarbonato en un bol. Precalentar el horno a 190 ºC. Engrasar el molde con mantequilla y muy importante, forrarlo por completo con papel de hornear porque la masa del pastel es bastante líquida y se pega mucho.

Poner el agua en un cazo al fuego hasta que hierva. Batir la mantequilla con los azúcares a velocidad media hasta que se vea cremosa y pálida. Añadir uno a uno los huevos y después el extracto de vainilla, batiendo bien. Incorporar el chocolate ya tibio a la mezcla lo justo para que quede bien integrado.

Cuando el agua esté hirviendo retirar del fuego y disolver la cucharadita de café en ella. Incorporaremos a la masa la harina con el bicarbonato en tres tandas, alternándolas con el agua de café, a velocidad baja y teniendo cuidado de no salpicarnos pues la masa del cake es bastante líquida.

Pasar la masa al molde y meter al horno durante 30 minutos. Pasado este tiempo bajar la temperatura del horno a 160 ºC y cocinar durante 15-20 minutos más. Como la textura es un poco parecida a la del brownie, tened en cuenta que si hacéis la prueba del palillo el cake estará listo cuando no haya restos de masa líquida en el palillo, pero éste tampoco saldrá limpio del todo y se le quedarán pegadas algunas pequeñas migas.

Quitar el cake del horno y dejarlo enfriar por completo dentro del molde pero encima de una rejilla. A medida que vaya enfriando se hundirá un poco por el centro. Una vez frío se puede desmoldar y servir, pero lo ideal es dejarlo reposar al menos 12 horas.

Para hacer la salsa de acompañamiento, picar el chocolate blanco en trozos pequeñitos y ponerlo en un bol resistente al calor. Llevar la nata a ebullición y echarla en el bol con chocolate. Dejar reposar 1 minuto y después mezclar con las varillas suavemente hasta que tengamos una salsa homogénea. Incorporar el ron, mezclar bien y dejar enfriar. Si no se va a usar inmediatamente pasar a un recipiente hermético y conservar en la nevera un máximo de 4 días.

Bundt Cake de mazapán y limón

¡Hola a todos! ¿Como os va esta semana? Yo por no variar con mucho lío y poco tiempo para pararme en nada que no sea indispensable. De hecho esta entrada tenía pensado colgarla ayer pero al final entre el trabajo y las tropecientas cosas pendientes que tenía que dejar listas en casa pues ya me dieron las 10 y las 11 y las 12 y  la pobre media neurona que me quedaba despierta dijo basta. Pero no os voy a aburrir con mis labores domésticas ni mis obligaciones diarias que va… creo que mejor os cuento las bondades de esta receta :)

¡Y son muchas! Lo primero de todo es que este bizcocho está buenísimo. Tiene una miga densa, una textura súper jugosa y los sabores están muy equilibrados. Después os diré que además la receta es sencillísima pero de verdad. Vale que ya sé que siempre estoy con lo mismo pero es que en este caso es una de esas de “bate todos los ingredientes juntos y pon en el molde”. Palabra. Y por último se hornea en molde de bundt, y eso son puntos extra, al menos para mí. Por bonito por supuesto :)

Tenéis que probarlo hacedme caso. Incluso los que no seáis fans del mazapán como yo. El sabor apenas se aprecia y le aporta todo a la textura.

Y dicho esto allá vamos con la receta. ¡Espero que os guste!

BUNDT CAKE DE MAZAPÁN Y LIMÓN

Ingredientes para un molde de bundt de 2,5 litros (12 cups)

250 gr de mantequilla temperatura ambiente

200 gr de mazapán

165 gr de azúcar

6 huevos L

150 gr de harina de repostería

1 cucharadita de levadura química

1/2 cucharadita de bicarbonato sódico

pizca de sal

ralladura de 2 limones + 1 cucharada de su zumo

1/2 cucharadita de extracto de vainilla

10 gotas de esencia de almendras amargas

Preparación

Precalentar el horno a 170ºC. Engrasar bien con mantequilla el molde.

Tamizar juntos en un bol la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal y reservar.

Cortar en pequeños cubos el mazapán y la mantequilla. Ponerlos en el procesador de alimentos junto con el azúcar y 2 huevos y triturar hasta obtener una pasta fina. Con el procesador en marcha ir añadiendo los huevos restantes de uno en uno, después el extracto de vainilla, la esencia de almendras, el zumo y la ralladura de los limones. Incorporar la harina y batir lo justo para obtener una masa homogénea.

Pasar la masa al molde, nivelar y meter al horno de 40 a 50 minutos. El mío estuvo listo en 45 minutos.

Dejar reposar en el molde 10 minutos y después pasar a una rejilla para dejarlo enfriar. Decorar con azúcar glas y servir.

Este bundt cake se conserva 5 días bien cerrado en un recipiente hermético y a temperatura ambiente.

¡Que tengáis una feliz semana!

Muffins de turrón

Tengo que reconocer que me pasa una cosa muy rara con el turrón, con todos en general pero con el blando en particular y es que no me gusta naaaaada. Sin embargo cualquier postre hecho con turrón me pirra, especialmente el helado y si es hecho en casa, con sus trocitos de almendra… entonces ya levito de puro gusto. Pero hay que reconocer que es raro. Quizás lo que me pasa con el turrón es que así a secas me parece de sabor muy fuerte, empalagoso y no soporto esa textura como harinosa en la boca. Pero cuando enriqueces un postre con turrón de Jijona ahí si que cambia la cosa.

Por eso que os cuento es que siempre termino las fiestas con dos o tres tabletas enteras en la despensa, porque debo haber contagiado de mi mal a toda la familia y la bandeja de turrones siempre queda relegada al final de la mesa y casi ni la miramos, y entre cestas de empresa y regalos pues al final siempre sobra y en cantidad. ¿Y ahora que?

Pues ahora nos tiramos enero y febrero haciendo recetillas “de aprovechamiento”. De todas las que hago habitualmente estos muffins son sin duda mis favoritos (con permiso del helado). Tienen un sabor bastante delicado a pesar de llevar una tableta entera de turrón en la masa. Son como todos los muffins, sencillisimos y se hacen en un pispás.

La receta aparece en varios blogs, yo particularmente la adapté del blog Pasen y degusten y modifiqué la cantidad de algunos ingredientes a mi gusto.

Os dejo ya con la receta. ¡Que tengáis una feliz semana!

MUFFINS DE TURRÓN

Ingredientes para 12 unidades:

200 gr de turrón blando

125 gr de mantequilla

130 gr de azúcar

2 huevos L

200 gr de harina de repostería con levadura

200 ml de nata

½ cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

Precalentar el horno a 180 ºC y forrar el molde para muffins con las cápsulas de papel.

Derretir la mantequilla y mezclarla en un bol con la nata líquida, el extracto de vainilla y los huevos batiendo bien. En otro bol grande mezclar los ingredientes secos, que son el turrón bien  desmenuzado, el azúcar y la harina.

Echar la mezcla de ingredientes húmedos en el bol de los secos y mezclar lo justo para integrar pero sin batir. Es preferible dejar unos cuantos grumos de masa antes que pasarse batiendo.

Repartir la mezcla en el molde y hornear 18-22 minutos, hasta que se vean doraditos y al pincharlos con un palillo éste salga limpio.

Dejar enfriar en el molde 5 minutos y después pasar los muffins a una rejilla hasta que enfríen por completo.

 

Muffins veganos

Muffins veganos

¡Hola! Por aquí estoy de nuevo después de unas vacaciones de Navidad bien merecidas. Para mi la época navideña es la más emocionante del año, me encanta preparar todos los regalitos, ayudar el día de Nochebuena y Navidad, prepararme los propósitos de año nuevo y empezar el año con buen pie. Normalmente no suelo salir la noche de Fin de Año, sin embargo este año, cenamos todos en familia y yo después me fui a ver a mis amigos, ellos también son importantes y este año quería empezar el año con la gente que más quiero.

Ahora que ya estamos a día 10 de enero, toca ponerse en forma para el verano… ya tenemos aquí la ¡OPERACIÓN BIKINI! Yo no soy muy partidaria de las dietas, y menos si son de las denominadas “milagro”. Prefiero comer sano todos los días y darme mis caprichos a matarme de hambre un mes antes de que empiece la época de sol y playa -que espero pisar mucho este año, que a este paso me quedo blanco nuclear-.

Muffins veganos

Este año, una de mis metas es la de hacer recetas dulces un poco más sanas, para poder incorporarlas todos los días a mi menú, así que acudí al libro de Gwyneth Paltrow, que tiene recetas muy ricas y muy sanas.

La receta que os presento hoy en el blog es perfecta: no lleva nada de azúcar, es orgánica, y ¡apta para celíacos e intolerantes a la lactosa! Empezar el día con estos muffins aporta energía y además, tienen el punto justo de dulzura, así que no hay nada más que pedirles ¿no?

La receta está un poco modificada ya que ella la hace con boniato, que tiene un índice glucémico más bajo que la patata, pero yo me apañé con una patata hermosa.

MUFFINS VEGANOS

Muffins veganos

Ingredientes para 6 muffins:

1 boniato o una patata

1/2 taza de aceite de oliva virgen extra

1/2 taza de leche de almendras

3/4 tazas de  sirope de arce. Reservamos un poco más para pintar los muffins

1 cucharadita de extracto de vainilla

2 tazas de harina sin gluten

2 cucharaditas de levadura tipo Royal

2 cucharaditas de bicarbonato

1 cucharadita de sal

PREPARACIÓN:

Primero de todo,  calentamos el horno a 200º con calor arriba y calor abajo. Pinchamos nuestra patata o boniato por toda la superficie y la vamos a hornear alrededor de una hora. Cuando esté ya horneada, la sacamos del horno y la dejamos enfriar por completo, para después pelarla.

Mientras, preparamos un molde de muffins o magdalenas con las cápsulas.

Muffins veganos

Ahora, en un bol juntamos todos los ingredientes secos (harina, bicarbonato, sal y levadura) y en otro bol mezclamos los húmedos (aceite, leche de almendras, sirope de arce y extracto de vainilla).

Vamos a machacar la patata o el boniato hasta hacer un “puré”, le añadimos los ingredientes secos y removemos. A continuación, añadimos los ingredientes húmedos y mezclamos todo con movimientos envolventes hasta que formemos una masa homogénea.

Muffins veganos

Rellenamos las cápsulas que previamente habíamos preparado. No pasa nada si llenamos las cápsulas un poco más de lo habitual, que son 3/4 partes de su capacidad porque estos muffins no suben mucho. Metemos los muffins en el horno que ya estaba caliente a 200º y horneamos unos 20-25 minutos. 5 minutos antes de que saquemos los muffins del horno, los pintamos con un poco de sirope de arce, lo que les darán  un bonito color dorado.

Para finalizar, los sacamos del horno y dejamos que enfríen unos 10 minutos antes de pasarlos a una rejilla. Y ya estarían listos para que los disfrutéis. Van muy bien acompañados con un zumo de fruta, mermelada, miel o yogurt.

  • ”Facebook” ”Twitter” ”Pinterest” ”Instagram” ”Flickr” ”Bloglovin” ”RSS” ”Email”
  • agosto 2014
    L M X J V S D
    « jul    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Archivos

  • Categorías

  • Esta es la #receta que puedes ver en el #blog -> tarta fría de queso 🍓🍓🍓🍓🍓 😋
  • Únete a otros 294 seguidores

  • Blogs que nos gustan

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 294 seguidores