Bizcocho de canela relleno de buttercream de nutella y chocolate blanco.

¡¡Hola!! ¿Recordáis la receta que dedicamos a una gran amiga?  ¿La de los cupcakes con buttercream de nutella y chocolate blanco? Pues es una receta deliciosa, pero tiene una pega. Y es que el buttercream da para 5.870.400 cupcakes. Y como a mi amiga no la quería atiborrar solo usé buttercream para 12 cupcakes, y me sobró para otros 5.870.388.

La verdad es que no me gusta nada tirar comida, así que estuve pensando en qué hacer para aprovechar toda esa cantidad de crema y con qué quedaría bien. Y de pronto recordé que tengo un libro maravilloso regalo de mi familia por mi cumpleaños, y que es el mejor libro del mundo mundial, un básico en mi cocina y que lo trato como si fuese mi hijo (vale, he dejado bien claro que es mi libro preferido, junto con el libro de Macaroons de Laduree edición especial regalado por una de mis hermanas en navidad y que es otro mejor libro del mundo mundial y básico en mi cocina). En el libro tengo un mínimo de 300 recetas de todo tipo, bizcochos, tartas, cupcakes, etc.… y hay una que me llamó especialmente la atención. Y es que no se qué me pasa últimamente, pero tengo un poco de obsesión por la canela. Antes la odiaba, era olerla y escapar, pero desde que estoy en modo repostera me encanta. La receta en concreto se llama Cinnamon Squares, y es básicamente un bizcocho de canela muy fácil de hacer con relleno de chocolate y topping de chocolate. Yo adapté la receta rellenando el bizcocho con el buttercream, y de topping un poco de azúcar glass.

BIZCOCHO DE CANELA RELLENO DE BUTTERCREAM DE NUTELLA Y CHOCOLATE BLANCO 

Ingredientes para dos bizcochos de 18 cm de diámetro

220 gr de harina de todo uso

220 gr de azúcar

1 cucharada de canela

175 ml de leche entera

225 gr de mantequilla derretida y que haya enfriado (debe estar líquida)

2 huevos medianos

Un poquito de sal

2 cucharaditas de levadura

1 cucharadita de extracto de vainilla

Azúcar glass para espolvorear

Preparación:

Primero de todo, derretimos la mantequilla al baño maría o en el microondas y la dejamos que temple. La mantequilla, cuando la vayamos a usar, debe esta fría y líquida. Calentamos el horno a 180º y engrasamos dos moldes de 18 cm de diámetro y los empapelamos con papel de hornear.

A continuación, mezclamos los ingredientes secos en un bol (harina, azúcar, levadura y canela) y los huevos, la leche y el extracto de vainilla en otro bol, y revolvemos un poco. Echamos los ingredientes húmedos sobre los secos y batimos con cuidado con unas varillas manuales hasta conseguir una mezcla homogénea pero que no tenga muchas burbujas. Después, vamos añadiendo la mantequilla poco a poco y seguimos mezclando con las varillas solo hasta cuando veamos que la mantequilla se ha integrado con los demás ingredientes, sino el bizcocho nos quedará graso.

Añadimos la masa a los moldes y horneamos durante 35 o 40 minutos. Como siempre, el tiempo de horneado puede variar según nuestro horno, así que antes de sacarlos del horno, pinchamos con un palito nuestros bizcochos y si el palito sale limpio, podemos retirarlos.

Cuando los bizcochos estén horneados, los sacamos del horno, los dejamos enfriar por 10 minutos en los moldes y a continuación, con cuidado de no romperlos, los desmoldamos y los pasamos a una rejilla para que enfríen completamente.

Finalmente, hacemos dos o tres planchas de bizcocho y los rellenamos con el buttercream de nutella y chocolate blanco o con cualquier otro relleno que nos apetezca. La receta del buttercream la podéis encontrar pinchando aquí. Espolvoreamos un poco de azúcar glass por encima y ya estará listo para una tarde de peli, sofá, manta y té :D.

¡Qué tengáis un feliz fin de semana!

Rolls de canela

¡Hola! Por fin estamos metidos de lleno en el otoño. A mí es que no me gusta nada nadita el calor, el verano, tanta luminosidad, etc. Me gusta poder tomarme mis tés sin asarme de calor, ponerme pantalones largos y calcetines para estar por casa, llevar bata, darme duchas de agua “hirviendo”, etc. Así que ahora empieza mi felicidad personal jejejeje. Y además de todas las buenas cosas que tiene el otoño, me encanta hornear en esta época del año. La casa se llena de olores, que junto con la lluvia crean una atmosfera especial. La receta que os traigo hoy es muy típica, y la verdad es que tiene un ingrediente que de pequeña aborrecía; la canela;  y que con los años he aprendido a tenerle “cariño”. Sigue sin encantarme (para mí no hay nada mejor que el sabor y el olor de la vainilla), pero reconozco que a los dulces le da un toque diferente, y es un ingrediente básico de la Navidad, así que por eso le tengo cariño.

La receta de los rolls de canela es muy sencilla, solo tenéis que seguir los pasos y os saldrán riquísimos. En concreto, la receta que yo hago es una mezcla de varias recetas de diferentes libros de repostería. ¡Espero que os guste!

ROLLS DE CANELA

Ingredientes:

Para la masa:

240 ml de leche a temperatura ambiente

450 gr de harina de todo uso

2 huevos

75 gr de mantequilla a temperatura ambiente

100 gr de azúcar

1 cucharadita de sal

1 paquete de levadura de panadero seca

Para el relleno:

200 gr de azúcar moreno

3 cucharadas de canela en polvo

80 gr de mantequilla a temperatura ambiente.

Preparación:

Primero de todo, calentamos la leche a unos 35 º y la pasamos a un vaso. A continuación, disolveremos la levadura en la leche.

Por otra parte, en el bol del robot de cocina, mezclamos el azúcar, la sal y los huevos.  Ahora, ponemos el gancho amasador y vamos añadiendo la harina y la leche poco a poco, hasta que tengamos una masa y los ingredientes estén integrados. Seguimos amasando hasta que veamos que la masa tiene una consistencia lisa. Dejamos de amasar, hacemos una bola con las manos y tapamos la bola de masa con un paño. Ahora dejaremos leudar nuestra masa como mínimo una hora, o hasta que la bola doble su tamaño.

Mientras nuestra masa leuda, vamos a hacer el relleno de los rolls de canela. Para ello, solo tenemos que mezclar el azúcar con la canela en un bol.

Cuando nuestra masa haya leudado, la amasamos de nuevo y alisamos con ayuda de un rodillo hasta conseguir una plancha de un grosor de unos 5 milímetros. Antes de proceder a rellenar la masa y crear nuestros rollos de canela, metemos la masa en el horno a 200 º dos minutos para que se caliente lo justo para que la mantequilla que vamos a usar en la masa se derrita, y así queden bien adherido nuestro relleno de azúcar y canela.

Cuando la masa haya calentado, la sacamos del horno y extendemos la mantequilla de forma uniforme por encima de la masa. Como ya dije, la mantequilla se derretirá, así que ahora, al tener que espolvorear el azúcar y la canela, estos se quedarán pegados.

Ahora, vamos a formar nuestros rolls de canela. Enrollamos con cuidado la masa, quedándonos un rollo largo y vamos cortando trozos de ese rollo de unos 3 centímetros de grosor. Mientras, vamos pasando los rolls a una bandeja de hornear, poniéndolos con suficiente separación para que no se peguen demasiado unos a otros. Cuando tengamos unos 6 rolls por bandeja los dejamos que leuden otros 30 minutos. Finalmente, los horneamos a 200 º unos 10 minutos y los servimos con un poco de azúcar glass espolvoreado.

Y… ¡a comer!

Cupcakes para papá

Recuerdo que cuando era pequeña e iba al colegio, en la época en que se acercaba el Día del Padre, los profesores nos mandaban (como a todos y todas supongo) hacer diferentes manualidades para regalarles a nuestros progenitores. Para todo niño su padre es casi como un “superman”. Mi padre viajaba mucho a Francia por motivos de trabajo y recuerdo que cuando tenía uno de esos viajes siempre lo comentaba con mis amigos del cole y ¡hasta con los profesores!, como si fuese algo extraordinario. Cuando vamos creciendo nos damos cuenta de que ese “Superman” no es tan súper, que es una persona normal, con sus canas, sus entraditas y sus arruguitas y es más bien una persona entrañable a la cual en el fondo sabes que te pareces mucho a él. Siempre me dicen que yo, de cara soy la más parecida.  También de forma de ser, quizá por eso soy tan cabezota, y por eso los dos nos enfrascamos en diálogos de besugos que no llevan a ninguna parte con el único propósito de llevarnos la contraria (y no me digas que no, que es meterte otra de tus hijas por el medio y dicen exactamente lo que digo yo y les das la razón :P). Por eso, por haber hecho posible que mis hermanas y yo nos reuniésemos en Londres, por hacer de taxista para todo, por ayudarnos a llevar a los gatitos al veterinario, y sobre todo, por ser nuestro ¡fatheeeeeeeeer!, te queremos, y a pesar de ser un cabezón te vamos a querer siempre.

Después del momento ñoño-cursi, vamos con la receta. Una mezcla un poco rara, pero es que al ser adaptada a los gustos de mi padre quise hacerla con dos cosas que sé que le encantan: la canela y el merengue.

CUPCAKES PARA PAPÁ

Ingredientes para doce cupcakes:

Para las magdalenas:

125 gr de huevos (yo hice 2 huevos L +1clara)

175 gr de azúcar

60 ml de leche

190 ml de aceite de girasol

210 gr de harina floja

5 gr de levadura química

Una pizca de sal, canela en polvo y ralladura de limón.

Preparación:

Primero de todo, mezclamos el aceite de girasol con la leche por una parte, y la harina con la levadura, la ralladura de limón, la sal y la canela en polvo por otra parte y reservamos.

A continuación, batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla aclare (unos 5 minutos). Luego añadimos a velocidad baja el aceite de girasol y la leche muy  poco a poco.

Después, agregamos la mezcla de la harina y batimos a velocidad baja hasta que esté integrada. En este momento, subimos el batidor a la velocidad más alta y batimos unos 2 o 3 minutos.

Guardamos la masa de las magdalenas tapadas con un paño en el frigorífico un mínimo de una hora. Pasada esta hora, ponemos el horno a calentar a 250º y preparamos una bandeja para magdalenas con 12 cápsulas. Sacamos la masa del frigorífico y rellenamos las cápsulas 3/4 de su capacidad y las metemos en el horno unos 14-16 minutos a 210º.

Cuando estén horneadas, las sacamos del horno, las dejamos enfriar en el molde 10 minutos y a continuación las pasamos a una rejilla hasta que se enfríen completamente.

Para el merengue:

120 gr de azúcar blanco

4 claras de huevo

Preparación:

Primero de todo, batimos las claras a velocidad alta hasta que estén espumosas. En este momento, añadimos 40 gr de azúcar y batimos hasta que la mezcla coja consistencia. Repetiremos este proceso otras dos veces más.

Ahora, con la manga pastelera decoramos las magdalenas al gusto. Yo les añadí unas figuras en forma de estrella y de nube que hice con fondant y les añadí purpurina comestible.

¡A comer!

  • ”Facebook” ”Twitter” ”Pinterest” ”Instagram” ”Flickr” ”Bloglovin” ”RSS” ”Email”
  • abril 2014
    L M X J V S D
    « mar    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  
  • Archivos

  • Categorías

  • ¿Os acordáis de nuestro calendario de cupcakes? En el blog tenéis uno para cada mes del año #calendariodecupcakes #cupcakes #cupcakescalendar #lostincupcakes #hermanasreposteras #bakersisters #blog #instafood #cucpakesdechocolate #chocolatecupcakes
  • Únete a otros 266 seguidores

  • Blogs que nos gustan

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 266 seguidores