Tortitas de almendra

¡Hola! Por fin ha llegado ya la Semana Santa. Muchos de vosotros ya la estaréis disfrutando, así que esperamos que lo paséis genial y descanséis mucho.

Para estos días en los que tenemos tiempo libre me gusta preparar cada comida del día con calma. Por nuestra forma de vida, nunca tenemos tiempo suficiente para ser conscientes de lo que realmente estamos comiendo  y acabamos olvidamos que es parte esencial de nuestra salud y de nuestra felicidad. Desayunamos rápido para tener más tiempo para dormir y comemos rápido porque tenemos que volver al trabajo. Comer a toda prisa hace que no disfrutemos realmente de este momento.

Estas tortitas son perfectas para todos lo que os guste desayunar dulce y saludable. En este caso, están presentadas con chocolate, pero si le queréis dar un toque más sano, podéis tomarlas con un poco de sirope de arce, agave o miel, y con mucha fruta. Al llevar harina de almendra, os llenarán de energía. Llevan también un poco de harina de trigo, en caso de ser intolerantes, sustituid los gramos de esta harina por almendra.

TORTITAS DE ALMENDRA

Ingredientes

Para las tortitas

3 huevos

50 gr de harina de almendra

50 gr de harina de trigo

1 pizca de sal

100 ml de leche

Un poco de aceite

Para decorar

Fruta

Sirope de agave

Miel

Chocolate, etc…

 

Preparación

En un bol, separamos las yemas de las claras y reservamos las claras. A las yemas, les añadimos las harinas y la leche y con una varilla removemos bien hasta que tengamos una pasta homogénea. Ahora, a las claras que habíamos reservado les añadimos la pizca de sal y las batimos hasta punto de nieve (las claras tienen que aumentar de tamaño y quedar totalmente blancas y muy esponjosas, como si hiciésemos un merengue). Finalmente, añadimos las claras batidas a la mezcla de harinas y huevo y vamos integrando todo, con cuidado de no aplastar las claras y con movimientos envolventes.

Ponemos una sartén al fuego y le añadimos un poco de aceite para engrasarla. Cuando esté caliente, añadimos un poco de masa de tortitas con un cucharón para darle un poco de forma y dejamos que se cocinen, les damos la vuelta con una espátula (y con un poco de cuidado para que no se nos desmonté la tortita jeje) y dejamos que se cocine por el otro lado. La pasamos de la sartén a un plato y repetimos el mismo proceso hasta acabar la masa.

Una vez tengamos las tortitas ya cocinadas, las decoramos con lo que queramos y estarán listas para comer :)

Tartaletas de chocolate negro con helado de praliné

¡Buenas a todos! ¿Qué tal habéis pasado el fin de semana? Como ya os contamos hace unos días por nuestras redes sociales (facebook, instagram y twitter) teníamos un montón de ideas para darle un uso productivo al regalo que nos envió Kaiku Sin Lactosa. Siguiendo la filosofía Lost in cupcakes de “consigue resultados profesionales sin complicarte la vida”, hoy os traemos una receta muy especial que imitando a los postres de esos restaurantes más finos, os hará quedar como auténticos Master Chefs. Además, está especialmente adaptada a los intolerantes a la lactosa, porque todos nos merecemos disfrutar de un buen postre.

No os dejéis engañar por la presentación, ya que aunque parece una receta muy elaborada, es sencilla. La única “complicación” (si puede llamarse así) es trabajar correctamente la masa quebrada pero os lo dejamos todo explicado paso a paso en la receta.

¡Esperamos que os guste!

TARTALETAS DE CHOCOLATE NEGRO

Ingredientes (para 6 tartaletas de 8 cm o una grande de 22 cm diámetro):

Para la masa quebrada:

250 gr de harina común

125 gr de margarina

60 gr de azúcar glas

1 yema de huevo L

pizca de sal

2 cucharadas de agua fría

Para el relleno de chocolate negro:

200 gr de chocolate negro 52-60% cacao

25 gr de margarina

240 ml de nata de montar Kaiku sin lactosa

1 ½ cucharadita de ron oscuro (opcional)

Preparación:

Para hacer la masa quebrada poner todos los ingredientes en el procesador de alimentos y batir hasta que tengamos una mezcla grumosa, como arena gruesa. También podemos mezclar los ingredientes a mano con las puntas de los dedos con la precaución de no trabajar la masa en exceso. Hacer un rulo con ella y envolver en plástico de cocina. Dejar reposar en la nevera un mínimo de 1 hora.

Engrasar los moldes de tartaleta. Extender la masa quebrada a un grosor aproximado de 0,4 cm y cortar 6 círculos de pasta suficientemente grandes para forrar los moldes. Apretar la masa bien contra el fondo y los bordes del molde, retirando los sobrantes que sobresalgan del mismo. Pinchar el fondo de la masa con un tenedor y cubrir cada tartaleta con un circulo de papel de hornear, poniendo después encima del papel garbanzos o lentejas secas. Meter los moldes así preparados en la nevera y dejar reposar media hora.

Mientras precalentar el horno a 190 ºC.

Para preparar el relleno picar el chocolate en trozos finos y poner en un bol resistente al calor junto con la margarina.  Poner la nata en un cazo y llevar a fuego medio. Cuando hierva la echaremos sobre el chocolate, dejaremos reposar unos 2 minutos y batiremos con las varillas hasta que tengamos una crema homogénea. Echamos el ron y mezclaremos bien.

Cocer la masa de las tartaletas en el horno durante 15 minutos. Pasado este tiempo retirar el papel junto con los garbanzos y cocer por otros 10 minutos más. Retirar del horno y dejar enfriar en los moldes unos 5 minutos. Desmoldar y pasar a una rejilla para que enfríen (entre 10-15 minutos).

En cuanto las bases estén frías rellenar con la crema de chocolate y dejar reposar en la nevera al menos 2 horas para permitir que el relleno se endurezca.

HELADO DE PRALINÉ

Ingredientes (para 600 ml aprox):

200 ml de nata de montar Kaiku sin lactosa

175 ml de leche entera Kailku sin lactosa

1 vaina de vainilla

2 yemas de huevo L

35 gr de azúcar

40 gr de azúcar moreno

1 cucharada de ron oscuro

60 gr de praliné/crocanti de almendra

Preparación:

Abrir la vaina de vainilla por la mitad y raspar las semillas. Poner en un cazo la nata, la leche, el azúcar moreno, la vaina de vainilla y las semillas y llevar a fuego suave. Cuando hierva retirar del fuego, desechar la vaina de vainilla y dejar enfriar un poco (mas o menos en el punto en el que no quema que te escaldas pero tampoco puedes mantener el dedo más de 3 segundos).

Mientras en otro bol batir las yemas con el azúcar restante durante un par de minutos, hasta que se vean esponjosas y pálidas. Echar un poco de la mezcla del cazo en las yemas y batir bien. Incorporar las yemas al cazo y mezclar. Volver a poner a fuego medio y cocer la mezcla removiendo constantemente, hasta que espese ligeramente pero sin llegar nunca cerca del punto de ebullición, porque la crema se nos cortaría. En cuanto coja consistencia suficiente para cubrir el dorso de la cuchara estará lista. Retirar del fuego, dejar entibiar la crema e incorporar en este momento el ron. Pasar a un recipiente hermético para refrigerar un mínimo de 8 horas.

Cuando tengamos la crema bien fría la pondremos en la máquina heladora y seguiremos las instrucciones del fabricante. Añadiremos el praliné en los últimos 5 minutos de elaboración, pues nuestro helado ya tendrá la consistencia suficiente para que nos quede repartido uniformemente.

Pasar el helado a un recipiente hermético y guardar en el congelador hasta el momento de servir.

Tarta Baumkuchen

¡Hola! Estamos ya a un pasito del fin de semana, el cual pienso disfrutar como nunca, porque entre el catarro, una mudanza y el trabajo esta semana estoy echa polvo, y me apetecía un montón compartir esta receta antes del fin de semana, así si os apetece podéis hacerla vosotros también :D

La tarta Baumkuchen es una tarta de origen alemán, que se hornea a capas y en un torno que va dando vueltas. Yo en este caso, la hice en un molde normal y corriente, porque entre todos los cacharros de mi cocina no se encuentra un torno giratorio (como es lógico). La receta no admite nada de levadura (estaríamos haciendo trampas si se la añadiésemos), solo muchos huevos, harina y maizena, mantequilla, azúcar y chocolate y una pizca de sal. Es fácil de hacer, pero si es cierto que requiere su tiempo, puesto que entre capa y capa hay que sacar el molde del horno para ir añadiendo las capas.

El sabor de esta tarta es fuerte, por la cantidad de huevos que lleva la receta. Ese sabor, para mi demasiado fuerte (que no malo, para nada, está muy buena), lo tolero mejor bañándola con una buena capa de crema de chocolate y también con mucho extracto de vainilla. Admite variaciones en la decoración, como por ejemplo bañarla con un licor tipo ron o vino de Oporto y por sus capas siempre va a quedar muy vistosa. Desde luego es una tarta que quiero volver a hacer, porque me gusta mucho la forma de hacerla, quiero experimentar y sobre todo quiero mejorar su presentación, que las capas me queden más “perfectas”. Según lo que yo he leído la tarta en cuanto a proporciones de harina, mantequilla y huevo serían: por cada 100 gr de harina y 100 gr de mantequilla, añadimos 200 gr de huevo.

TARTA BAUMKUCHEN

Ingredientes para un molde de 18 cm de diámetro

250 gr de mantequilla

150gr de harina

100 gr de maizena 

500 gr de huevo (yo usé 6 huevos medianos)

1 cucharada de extracto de vainilla

1 pizca de sal

2 cucharadas de cacao en polvo

Ingredientes para la cobertura

200 gr de nata de montar

1 cucharada de mantequilla

200 gr de chocolate negro especial de cobertura.

PREPARACIÓN

Primero, debemos engrasar nuestro molde y forrarlo con papel de hornear. Ponemos el horno a calentar a 200º. Vamos a empezar a hacer la masa de nuestra tarta. Para ello, primero preparamos los ingredientes. Mezclamos la maizena y la harina, las tamizamos y reservamos. Por otro lado, separamos las claras de las yemas y reservamos. Ahora, con la pala de la batidora batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que la mezcla haya blanqueado. A continuación, añadimos las yemas de huevo una a una, recordar, no añadáis la siguiente yema hasta que la anterior no se haya integrado un poco en la mezcla de mantequilla y azúcar. Ahora, vamos añadir la harina y la maizena que previamente habíamos tamizado, poco a poco, y batiendo solo hasta que esté integrada. Vamos a reservar esta masa.

Lo siguiente que tenemos que hacer es montar las claras que previamente habíamos reservado a punto de nieve, así que cambiamos la pala de la batidora por el batidor y batimos las claras con una pizca de sal. Debemos conseguir una consistencia tipo “merengue”.

Viene ahora la parte más complicada, mezclar las claras montadas con la masa de huevos, harina y mantequilla. Así que poco a poco, vamos añadiendo la masa a las claras y removiendo con movimientos envolventes, para que las claras no se aplasten, hasta conseguir que todo esté bien integrado.

Antes de hornear nuestra tarta Baumkuchen, vamos a hacer dos partes de la masa que sean iguales, así, a una le añadimos las dos cucharadas de cacao en polvo y a la otra el extracto de vainilla. Y ahora si, podemos empezar a hornear.

Empezamos en este caso con la masa de chocolate. En el molde, vamos a extender una capa muy finita de masa, la metemos en el horno unos 3 o 4 minutos y la retiramos, para ahora añadir una capa de masa de vainilla también muy finita. Y repetimos el proceso hasta que no tengamos más masa en nuestros boles.

Cuando ya tengamos el bizcocho horneado, lo sacamos del horno, lo dejamos 10 minutos en el molde que repose y después lo pasamos a una rejilla para que enfríe por completo.

Mientras el bizcocho se enfría, vamos a hacer la crema de chocolate para cubrir el bizcocho. Así, cortamos el chocolate en trocitos y lo ponemos en un bol. Ahora, ponemos a hervir la nata y justo cuando esté en el punto de ebullición la retiramos y la echamos sobre el chocolate, y vamos a esperar 1 minuto a que el chocolate se derrita. Pasado el minuto, añadimos la cucharada de mantequilla y batimos con unas varillas hasta que los tres ingredientes estén bien integrados y tengamos una crema con un color chocolate oscuro fuerte. Finalmente, echamos esta crema encima de nuestro bizcocho y la extendemos bien, para que quede bien cubierto, y podemos decorar a nuestro gusto. En mi caso usé unas virutas de chocolate blanco para hacer contraste con la crema de chocolate. Dejamos que repose la crema al menos una hora, hasta que endurezca, y ahora si, podemos comer nuestra tarta Baumkuchen.

Mousse de chocolate

¡Hola! ¿Recordáis que en la receta de la semana pasada os hablé de Rachel Khoo? ¿Y qué hice una receta de su libro? Pues esta semana repetimos con la misma cocinera, y es que me tiene enamorada su libro, su programa (que veo por internet) y su cocina en general -casi tanto como Jamie Oliver, aunque el siempre estará el primero en la lista-. En la receta de las peras “Belle Helene” os compartí uno de sus vídeos, en el que hacía una mousse de chocolate. Ésta es la receta de esta semana. Quería hacerla, porque es muy diferente a mi receta de mousse. Y es que ella usa “Crème pâtissière”. Así que no me lío, y vamos con la mousse.

MOUSSE DE CHOCOLATE

Para la “Crème pâtissière” 

3 yemas de huevo

50 gr de azúcar

20 gr de maizena

1 vaina de vainilla

250 ml de leche entera

1  cucharada de cacao en polvo

Para la mousse

3 claras de huevo

25 gr de azúcar glass

1 cucharada de zumo de limón

1 pizca de sal

1 cucharada de cacao en polvo

150 gr de chocolate con leche 

200 ml de nata

PREPARACIÓN

Primero de todo, vamos a hacer la “Crème pâtissière”. Para ello, batimos las yemas de huevo con el azúcar hasta que la mezcla haya aclarado y añadimos la maizena. A continuación, abrimos la vaina de vainilla y le sacamos las semillas y la añadimos a la leche. Ponemos la leche a hervir y le añadimos el cacao. En el punto de ebullición la vamos retirar del fuego y añadimos a la mezcla de huevos con mucha suavidad, batiendo muy rápido. Ahora, ponemos la mezcla en un cazo y la vamos a cocinar a fuego medio, batiendo para que no queden grumos. Cuando tengamos una mezcla homogénea y compacta, la retiramos del fuego y la dejamos enfriar en la nevera tapada con film.

Vamos a hacer el merengue para la mousse. Para ello, ponemos la mitad de las claras en el bol de la batidora y la batimos junto con el azúcar, el zumo de limón y la sal. Cuando tengamos las claras casi en punto de nieve, añadimos la otra mitad y batimos hasta que estén en punto de nieve.

Mientras hacemos nuestro merengue, ponemos el chocolate a derretir, al baño maría o en el microondas. Cuando esté ya derretido, lo retiramos del fuego y dejamos que temple.

Llegamos al momento de mezclar todos los ingredientes para hacer nuestra mousse. Vamos a sacar la “Crème pâtissière” de la nevera, y le damos un batido rápido para quitar todas las burbujas. Le añadimos el chocolate y mezclamos bien. Y ahora, con movimientos envolventes, vamos a mezclarle el merengue. Este es el punto más complicado, porque los movimientos deben ser suaves para no aplastar las burbujas del merengue. Cuando tengamos ya todo bien mezclado, rellenamos unos vasitos, y dejamos que repose la mousse un mínimo de una hora (en mis fotografías, la mousse llevaba reposando una hora y media).

¡Espero que tengáis un gran fin de semana! 

  • ”Facebook” ”Twitter” ”Pinterest” ”Instagram” ”Flickr” ”Bloglovin” ”RSS” ”Email”
  • abril 2014
    L M X J V S D
    « mar    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  
  • Archivos

  • Categorías

  • Caballos #orosal #galicia #caballos
  • Únete a otros 266 seguidores

  • Blogs que nos gustan

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 266 seguidores